Domingo, 09 de Agosto de 2020

20º

Morelia, Mich

La carta de La Tierra: Útil para enfrentar crisis económica y social por COVID-19

La carta de La Tierra: Útil para enfrentar crisis económica y social por COVID-19

Morelia, Michoacán, México, 10 de abril de 2020.- En México, la Carta de La Tierra representa, sin duda, la única oportunidad para alcanzar las metas locales en materia de desarrollo sostenible, y así colaborar en la construcción de un planeta más justo, solidario, amoroso, y sano, sostuvo el MC Mateo Castillo Ceja, representante de este organismo de escala global, al afirmar que se busca, además, un México más justo, seguro, sustentable y pacífico.

Explicó que la Carta de La Tierra, no es un documento estéril, ni decadente, sino una declaración de principios y valores de actualidad y consenso global, reconocida por la UNESCO, sobre el significado de la sostenibilidad, el desafío y la visión del desarrollo sostenible, y los principios por los cuales se debe lograr estilos de vida sostenible.

Y fue más allá. En el contexto actual, de graves problemas ambientales y económicos derivados de la pandemia del coronavirus SARS CoV-2 que provoca la letal enfermedad conocida como COVID-19 –que ha debilitado todos los sistemas económicos del mundo, que nos coloca muy cerca de una catástrofe financiera, económica, política y social de escala global insospechada-, es imprescindible contar con un marco ético, sólido y vigoroso, que nos permita enfrentar exitosamente los enormes retos y desafíos que genera esta crisis total. La Carta de La Tierra puede ser la respuesta, precisó Mateo Castillo.

Y agregó: Los principios éticos propuestos ayudarán a todos, a continuar unidos como sociedad global con una responsabilidad de unos hacia otros. Se trata de una responsabilidad universal, impregnada de valores fundamentales como el respeto, cuidado, integridad, justicia, inclusión, solidaridad, tolerancia, compasión y amor, principalmente, reconociendo que somos una gran comunidad de vida, con compromisos y acciones sustentables hacia las generaciones presentes y futuras. Y de esta forma contrarrestar los problemas sociales y económicos en esta crisis, por lo que debemos tener claro el principio de interdependencia que propone la Carta de La Tierra: “Todos dependemos de todo”.

Este 29 de junio, la Carta de La Tierra cumplirá 20 años de existencia y vigencia, y para ello, se realizarán diferentes actividades conmemorativas, en todo el mundo, que serán virtuales, atendiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias. El estado México, durante la Cumbre de Desarrollo Sostenible (2002) en Johannesburgo, Sudáfrica, adoptó la Carta de la Tierra.

Actualmente, hay ejemplos muy claros sobre el impacto positivo de este conjunto de principios, como marco ético. En muchos países, y regiones, ha sido utilizada como base para negociaciones de paz; como documento de referencia en el desarrollo de normas y códigos de ética; o bien, como un recurso para la gobernanza y los procesos legislativos. Y, además, como una herramienta de desarrollo comunitario, y marco educativo para el desarrollo sostenible.

La Carta de La Tierra, tuvo una influencia importante en el Plan de Implementación del Decenio de la UNESCO para la Educación Sobre el Desarrollo Sostenible, y eso tiene un valor indiscutible, dado los resultados evaluados globalmente, detalló el punto focal de México.

En este contexto, en México, la Carta de La Tierra, ha tenido una evolución muy significativa, y un impacto total, en muchos ámbitos de la vida pública y privada. Mateo Castillo Ceja explicó que en México se ha logrado integrar una Red Nacional para la Carta de la Tierra, que en las últimas dos décadas ha determinado que, al menos, mil instituciones y organizaciones empresariales, educativas, de los tres órdenes de gobierno, y de la sociedad civil, hayan adoptado esta declaración universal como un instrumento educativo y ético para tomar decisiones.

En este período, se han realizado más de 250 talleres e innumerables conferencias en todo el país, para hablar de los principios de la Carta de La Tierra, y para apoyar a la UNESCO, en sus tareas sustantivas y ejecutivas, desde sus diferentes instancias: las acciones de la Década de la Educación para el Desarrollo Sustentable; el Programa de Acción Global de Educación para el Desarrollo Sustentable; la resolución 40C/20, en el marco de la Agenda 2030; y los Objetivos para el Desarrollo Sustentable (ODS).

Uno de los logros más significativos de la Cata de La Tierra en México, es el acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Transformación, para formalizar en 2013, en la Ciudad de México, su apoyo a la Carta de la Tierra, y el respaldo de sus más de 50 mil socios en todo el país. La CANACINTRA, públicamente expresó su compromiso con el uso y la promoción de la Carta de La Tierra, como referencia y guía en la toma de decisiones, procesos y programas de trabajo.

Algunas de las empresas mexicanas más importantes del país, también han adoptado la Carta de la Tierra como eje de sus políticas de sustentabilidad, como: Grupo de Desarrollo de Delta; Madisa CAT; Gatorade de México; S de RL de CV; Nestlé México, SA de CV; Grupo Excaret, PetStar; SA de CV, entre otras muchas más.

En materia de educación superior, el Tecnológico Nacional de México, un sistema constituido por 254 instituciones en todo el país, con una cobertura de más de 600 mil estudiantes, y 28 mil 898 profesores, adoptó la Carta de la Tierra como un instrumento educativo. A ello se suman el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, las 110 universidades tecnológicas y politécnicas del país, así como la mayoría de las universidades mexicanas autónomas públicas.

Algo de trascendental importancia es la traducción de la Carta de La Tierra a diferentes lenguas indígenas: en Hidalgo se tradujo al tepehua, que se habla en comunidades otomíes de la sierra y del Valle del Mezquital; y al náhuatl que se habla en Acaxochitlán, y en la región de La Huasteca. En el norte, en el estado de Sonora, se tradujo al mayo. En el sureste mexicano, en Quintana Roo, al maya. Y recientemente en Michoacán, al purépecha. Estas acciones permiten alcanzar nichos sociales, perfectamente definidos, y llevar el mensaje de del desarrollo sostenible, y la educación.

Mateo Castillo informó que se ha logrado adaptar la Carta de la Tierra a un lenguaje para jóvenes, y para la niñez, en documentos que han servido para promover y comunicar su contenido en estas etapas de formación. La recepción y aceptación, es simplemente brutal, afirmó.

En el ámbito legislativo, hace un tiempo se logró concretar un punto de acuerdo con el Congreso de la Unión a través de la cámara permanente, para exhortar al gobierno federal de México, a adoptar la Carta de la Tierra como un instrumento educativo, y un marco ético para la toma de decisiones. Este esfuerzo se ha replicado a escala estatal, en entidades como Michoacán, Oaxaca, Durango, Hidalgo y Zacatecas,

Otro logro importante fue la creación en 2013, y el fortalecimiento de la Red Nacional de Puntos Focales para la Carta de La Tierra, constituida por representantes (puntos focales) de todas las entidades del país, y de simpatizantes que han adoptado la Carta de la Tierra con diferentes propósitos, y para la construcción de un México más justo, seguro, sustentable y pacífico. Los puntos focales se han dotado y habilitado de competencias para dar a conocer el marco ético, a través de cursos y conferencias.

En los últimos 20 años, ha sido de mucho valor el trabajo de la SEMARNAT. En el periodo 2006-2012, diseñó e instrumentó cinco programas sustantivos que contribuyen a la sustentabilidad de México: Derechos Humanos del Sector ambiental, Pueblos Indígenas y Medio Ambiente; Jóvenes hacia la Sustentabilidad Ambiental; Hacia la Igualdad de Género y Sustentabilidad Ambiental; y la Estrategia Nacional de Participación Ciudadana. Todos ellos inspirados en los principios de la Carta de La Tierra, considerada como el referente principal, y una muestra de la forma en que se puede usar esta declaración universal, para el diseño de programas institucionales federales.

Un hecho relevante en la historia de la Carta de La Tierra en México, fue en las conmemoraciones del Día Mundial de La Madre Tierra, particularmente en abril de 2007, el presidente de la república, en ese entonces, reiteró el compromiso del gobierno federal, con la Carta de la Tierra, para adoptarlo como un marco ético en la toma de decisiones de política ambiental y de desarrollo económico. Y esperamos que eso continúe, dijo el punto focal mexicano.

La Red Nacional de Puntos Focales de la Carta de la Tierra, ha permitido desarrollar un gran trabajo de comunicación, información, implementación, y seguimiento de las actividades de adopción y uso de la Carta de la Tierra, aquí. El trabajo sigue, y la Carta de La Tierra en México, está más firme que nunca, para transformar conciencias en acciones a favor de la sostenibilidad, sentenció Mateo Castillo.