Viernes, 25 de Septiembre de 2020

17º

Morelia, Mich

El Hollywood de Tarantino

El Hollywood de Tarantino

Por: José María Leiva/Honduras

 

Érase una vez… en Hollywood”, de Quentin Tarantino es en esencia un homenaje al cine de los años 60 y, ya no sólo a las propias películas, estadounidenses o foráneas como los eurowesterns de Sergio Corbucci o Antonio Margheriti, sino además los seriales de televisión como “The Range Rider” o “Rawhide”. Es un retrato de las formas de hacer cine entonces, y un estilo de vida y trabajo, donde destacan los cines de sesión continua, las alucinantes fiestas de la Mansión Playboy, y la comuna hippy del tristemente célebre criminal Charles Manson (interpretado por Damon Herriman).

 

Este  filme épico se centra concretamente en Los Ángeles, 1969. “Un año marcado por la guerra fría, la llegada al poder de Richard Nixon, el movimiento hippie, la era del amor libre, Woodstock, la llegada del hombre a la luna, además de la sangrienta masacre a manos de la secta de Charles Manson, entre los que se incluyó el terrible asesinato a Sharon Tate, la mujer del director Roman Polanski (caracterizado por Rafal Zawierucha), que estaba embarazada y a dos semanas de dar a luz”. Trágico final que Tarantino, para sorpresa de todos, muta por una conveniente ficción propia de su espectacular cine de acción, desechando aquél perverso desenlace perpetuado por unas mentes diabólicas cegadas por la maldad, el odio, la envidia y la intolerancia.

 

En este contexto, la estrella de un western televisivo “Bounty Law”,  Rick Dalton (Leonardo DiCaprio), acompañado por Cliff Booth (Brad Pitt), su mejor amigo y también su doble en las secuencias de acción, intentan abrirse camino como pueden en un Hollywood donde se viven vientos de cambio. Y en este ir y venir, se cruzarán con la joven y prometedora actriz y modelo Sharon Tate (Margot Robbie) que acaba de casarse con el prestigioso director Roman Polanski, y vive en Cielo Drive, el mismo vecindario que Dalton.