Morelia, Michoacán, México, 9 de septiembre de 2019.- Empleados y empleadas de las oficinas centrales del Colegio de Bachilleres, denunciaron ante la planilla JUSTHOS, los millonarios adeudos que tiene la dirección general con instituciones como el SAT, FOVISSSTE e ISSSTE, y empresas como MetLife, por retenciones tributarias a trabajadores, que nunca se cubren, o que se hacen en una cantidad menor. Con estos recursos de naturaleza fiscal, el director general del COBAEM ha dado instrucciones para cubrir compromisos salariales y algunas prestaciones, una acción ilegal que podría derivar en sanciones penales a las y los funcionarios involucrados.

El problema es profundamente grave, porque las y los trabajadores de la institución –que no están enterados de esta situación-, tienen una calificación crediticia negativa, pues, aunque estén al corriente en sus adeudos personales -porque la dirección del COBAEM les retiene para, supuestamente, pagar-, en realidad en el historial de crédito, aparecen como deudores en activo. Esta irregularidad de los funcionarios del COBAEM está catalogada como fraude fiscal, y es punible penalmente, informó el maestro Juan Carlos Toledo Ponce, candidato a secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores del Colegio de Bachilleres del Estado de Michoacán (SITCBEM), por la planilla JUSTHOS.

Esta mañana el MEH Juan Carlos Toledo acudió con las y las integrantes de la planilla JUSTHOS, a una reunión de trabajo con personal de oficinas centrales del COBAEM. La duda, la molestia, el hartazgo y, sobre todo, la absoluta atención a las propuestas, fueron el rasgo distintivo de este encuentro en el que se expuso la plataforma política de JUSTHOS, y se abrió un amplio espacio de diálogo y debate con la comunidad, que permitió conocer con precisión el problema del fraude fiscal de la institución educativa, entre otros asuntos.

El candidato a secretario general, dijo allí que este grave problema, si no se atiende, puede reventar y generar un clima de incertidumbre en la clase trabajadora. Por ello, pidió que la Secretaría de la Contraloría del Gobierno de Michoacán, y la Comisión Inspectora de la Auditoría Superior de Michoacán, investiguen profundamente este problema, que no solo se ha ocultado, sino que se han presentado informes financieros del COBAEM, absolutamente falsos.

Por lo pronto, de no avanzar el gobierno de Michoacán o el Congreso del Estado de Michoacán en las indagatorias, las y los empleados sindicalizados, administrativos y docentes, del COBAEM, por su cuenta, podrían pedirle al Sistema de Administración Tributaria, investigar cada caso en particular, para que se instrumente una investigación del SAT al propio COBAEM y, así, acreditar las responsabilidades y sanciones a las y los funcionarios involucrados en estas irregularidades. Y dejar va salvo los derechos de los empleados.

Toledo Ponce comentó que hasta ahora, la autoridad directiva del COBAEM que encabeza Gaspar Romero Campos, ha gozado de total impunidad, y la convalidación y complacencia del comité ejecutivo estatal del SITCBEM –que dirige Eduardo Mendoza Andrade-, para manejar a su antojo la propia administración de la institución, y marcar la línea política del propio sindicato, del que, en el pasado reciente, él fue también, secretario general.

Con la representación de la planilla JUSTHOS, Juan Carlos Toledo Ponce, estableció el compromiso de atender en forma emergente el problema de adeudo del COBAEM con el SAT en materia de impuestos retenidos a las y los trabajadores. Y con instituciones de asistencia social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *