El IMSS se consolida como la institución que realiza el mayor número de trasplantes de corazón en el país.

  • El doctor Guillermo Careaga Reyna, director del Hospital General de La Raza, fue parte de ese equipo y ahora encabeza la UMAE donde se efectúan uno de cada tres trasplantes de corazón

CDMX 21 DE JULIO 2019 .- A 31 años del primer trasplante de corazón en México, realizado por especialistas del Seguro Social, el IMSS ha evolucionado en esta materia y consolidado como la institución que lleva a cabo el mayor número de estos procedimientos a nivel nacional, 382 trasplantes de corazón, cifra a 31 años, gracias a la innovación, tecnología y capacitación de su personal.

 

El 21 de julio de 1988 la historia de la medicina en el país se transformó y marcó un parteaguas en materia de salud; con el doctor Rubén Argüero Sánchez a la cabeza, se realizó con éxito el primer trasplante de corazón en el país, cuyo beneficiario fue el señor José Fernando Tafoya Chávez.

El doctor Guillermo Careaga Reyna, director del Hospital General del CMN La Raza, fue parte de ese equipo de especialistas y desde 2013 encabeza la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) con mayor productividad en la materia, pues de todos los trasplantes de corazón que hacen en México (alrededor de 570 en 31 años), tanto en instituciones públicas como privadas, uno de cada tres se hacen aquí.

Detalló que en días recientes se realizó en esta UMAE el trasplante de corazón número 200, y que en tres décadas en el IMSS se han implementado diversos avances científicos, para mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes trasplantados.

Explicó que en el rubro de tecnología, en este hospital se ha colocado a dos pacientes el sistema de soporte ventricular, mejor conocido como “corazón artificial”. En 2018, al señor Enrique Uribe le fue colocado el modelo HeartMate versión 3, tecnología de última generación que extrae la sangre del ventrículo y la expulsa haciendo las funciones del corazón.

Para los trasplantes de corazón convencionales, indicó, se cuenta con bomba de circulación extracorpórea centrífuga que, a comparación de la que usa rodillos, ocasiona menos lesiones a nivel del sistema circulatorio.

El uso de nuevas soluciones de preservación extendió de tres a seis horas el tiempo entre la procuración del corazón hasta su colación; “en 2011 transportamos un órgano de Tijuana a la Ciudad de México, el traslado más largo en México y Latinoamérica: dos mil 319 kilómetros”, destacó.

Dijo que el uso de la técnica quirúrgica de anastomosis bicaval distorsiona menos la arquitectura del corazón, permite que funcione mejor tras las primeras horas de la operación y una recuperación más rápida.

El director del Hospital General del CMN La Raza también destacó la capacitación del personal que interviene en estos trasplantes, quienes cuentan con la facilidad de ampliar sus conocimientos en ciertas técnicas o procedimientos en países como Estados Unidos, España y Colombia.

Todo esto ha permitido elevar el promedio de sobrevida de los pacientes a más del 85 por ciento, a un año de recibir su trasplante.

Respecto al primer trasplante de corazón en la historia del país, recordó que la hazaña se llevó a cabo en el CMN La Raza; tras la generosa donación por parte de la familia de una paciente con muerte encefálica y evaluación apropiada, el receptor ideal fue el señor Tafoya Chávez.

El doctor Rubén Argüero relató que llevar a cabo este procedimiento fue un hito histórico que significó realizar un sueño, “todos los médicos, todo profesionista y todo individuo planta un sueño en un momento dado y se pone obsesivo para lograrlo; para mí, ese sueño fue el trasplante de corazón, que también marcó el inicio de la donación de órganos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *